Exhiben sismos falta de inclusión.- Conapred

23213347_10208415658589561_1934790634172715862_o

Exhiben sismos falta de inclusión.- Conapred

Reforma- Isabella González-

El Conapred afirmó que los sismos de septiembre dejaron al descubierto lo mucho que falta por hacer para la inclusión de grupos vulnerables.

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) afirmó que los sismos de septiembre pasado dejaron al descubierto lo mucho que falta por hacer para la inclusión de grupos vulnerables.

“Durante los sismos quedó al descubierto que hay todavía mucho trecho por recorrer en la inclusión”, expresó Alejandra Hass, presidenta del Conapred.

“Vimos que hay grupos como indígenas, migrantes, personas con discapacidad, adultos mayores, a los cuales les afecta de diferente manera los fenómenos como el sismo”, añadió.

Durante el panel Reconstruir con Inclusión, distintas organizaciones y personas hablaron sobre estas situaciones de vulnerabilidad que enfrentan diferentes grupos.

Marcelina Bautista, del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (Caceh), relató que hubo muchas trabajadoras del hogar que fallecieron por el sismo del 19 de septiembre, pero que no hay estadísticas porque no hay un registro inicial de las personas de este oficio.

“Nadie sabe cómo se llama su propia trabajadora del hogar, ni siquiera”, expuso.

“Eso nos frustró muchísimo, porque sin información no podíamos hacer nada”.

Bautista sostuvo que las trabajadoras del hogar son víctimas a largo plazo del terremoto, sobre todo en la Ciudad de México.

“Hemos detectado un grupo de 50 trabajadoras del hogar que no sólo perdieron sus hogares, sino también perdieron a sus empleadores”, afirmó.

Otro grupo vulnerable a desastres naturales como el sismo es el de los adultos mayores que, de acuerdo con María de los Ángeles Fuentes, del Comité de Derechos Humanos Ajusco, fueron los más afectados con el derrumbe de un edificio en el Multifamiliar Tlalpan.

“Cuando hay un sismo, las personas mayores tenemos dificultades de movilidad”, afirmó durante su intervención en el panel.

La mayor parte de personas que vivía en dicho complejo son maestras pensionadas que tienen más de 60 años, aseguró.

“Son maestras jubiladas que se quedaron si nada y las autoridades les dicen que les van a dar un crédito, pero un crédito para qué, a la mayoría de ellas les queda poco tiempo de vida como para estar pagando un crédito”, manifestó Fuentes.

De acuerdo con la Conapred, otros grupos que fueron más susceptibles a la crisis de los sismos fueron las mujeres, porque son quienes en mayor proporción realizan las labores del cuidado y del hogar, por lo que tienen menores niveles de autonomía económica y de poder de decisión a partir de los desastres.

Los migrantes, porque el idioma les dificulta tener la información necesaria en situaciones de emergencia o, si están en una condición irregular, tienen miedo de acercarse a las autoridades por el riesgo de ser deportados.

También las personas indígenas, porque están en zonas marginadas, sus viviendas suelen ser menos resistentes, cuentan con menos recursos para prepararse o responder a una emergencia y la lengua puede ser, muchas veces, una barrera para acceder a la información en situación de emergencia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s