CDHAjusco: “Condenamos el desalojo del Plantón de Aztecas 215. Nos solidarizamos con la valiente lucha de la Asamblea General de los Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán”.

pendonCDHA

Como manantial hollado y pozo contaminado
es el justo que cede ante el impío”
Proverbios 25:26

 

Colonia Ajusco, Pedregales de Coyoacán, ciudad de México a 5 de diciembre de 2016.

 

  • CONDENAMOS EL DESALOJO DEL PLANTÓN DE AZTECAS 215.
  • NOS SOLIDARIZAMOS CON LA VALIENTE LUCHA DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LOS PUEBLOS, BARRIOS, COLONIAS Y PEDREGALES DE COYOACÁN.

 

El gobierno de la Ciudad de México es “candil de la calle, oscuridad en su casa” porque apenas el pasado 2 de diciembre,  el Jefe de Gobierno invitó a los alcaldes del mundo que asistieron a la Cumbre C40 sobre calentamiento global a “dejar a un lado la retórica y las descalificaciones, y actuar contra el cambio climático”.

El calentamiento global afectará directamente a las reservas de agua del mundo, por lo tanto no se entiende la irresponsabilidad del Gobierno de la Ciudad de  llamar a combatir el cambio climático y simultáneamente permitir el desperdicio y contaminación de miles de litros de agua potable que podrían beneficiar la población de los Pedregales, una de las zonas de la ciudad donde más escasea.

También en la misma Cumbre de los alcaldes, el Jefe de Gobierno recalcó que “no existen muros en el mundo para hacer frente al cambio climático” (El Universal).

Tristemente las personas que habitamos los Pedregales de Coyoacán nos dimos cuenta que Donald Trump no es el único político quiere ponernos muros; este 5 de diciembre además del muro de la construcción de Aztecas 215, el Gobierno de la Ciudad nos puso  en el espacio público otros dos muros infames: uno de madera y otro de granaderos.

Para proteger un interés privado por encima del beneficio colectivo, el Gobierno de la Ciudad reprime a la Asamblea General de los Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán, un movimiento pacífico conformado en gran medida por personas mayores.

Las personas integrantes de dicha Asamblea son valientes defensoras de derechos humanos, un interesante movimiento intergeneracional, ciudadano, autogestivo y apartidista, que busca el efectivo ejercicio del derecho al agua, derechos de la infancia, juventudes y de las personas mayores; y fundamentalmente son personas defensoras del Derecho a la ciudad, porque su causa no sólo es para los Pedregales sino para todas las personas que habitan y transitan la ciudad de México.

Ese Derecho a la Ciudad que se ha exaltado tanto en el proyecto de Constitución Política de la Ciudad de México, donde claramente se  manifiesta que “la Carta de la Ciudad de México por el Derecho a la Ciudad, (es) una aportación indiscutible del movimiento social que fue inspiración”.

En los hechos, en diferentes puntos de la urbe, pero ahora precisamente en Aztecas 215 no se está respetando el Derecho a la Ciudad. La Carta por el Derecho a la ciudad indica con claridad:

“Para garantizar hoy y para las futuras generaciones el manejo sustentable, responsable y sostenible de los bienes naturales, patrimoniales y energéticos en la ciudad se debe:

(…) Establecer regulaciones urbanas y mecanismos que fomenten y hagan efectivo:

  • La protección y uso racional de acuíferos.
  • La captación y filtración al subsuelo del agua de lluvia.
  • La preservación de los mantos acuíferos.
  • La ampliación significativa del tratamiento y reciclamiento de las aguas servidas.

Promover el uso racional y responsable de los bienes energéticos a través de:

– Preservar las áreas naturales protegidas, de reserva ecológica, conservación y recarga de los mantos acuíferos.

– Establecer normas más estrictas que obliguen a medir, evitar  y en su caso sancionar el impacto negativo de los megaproyectos urbanos (plazas comerciales, vialidades, vías y terminales de transporte masivo, grandes conjuntos de usos mixtos y habitacionales) previo a su realización, en los aspectos ambiental, económico y social, en las que se tome en cuenta las aportaciones académicas y de la sociedad civil“.

Y en el ámbito del Derecho al agua, el proyecto de Mancera para nuestra Constitución de la ciudad, manifiesta en su Artículo 13 “Ciudad educadora y del conocimiento” en su apartado H. “Derecho al agua y a su saneamiento”:

1. Toda persona tiene derecho a la disposición y saneamiento de agua suficiente, salubre,
segura, asequible, accesible y de calidad para el uso personal y doméstico de una forma
adecuada a la dignidad, la vida y la salud; así como a solicitar, recibir y difundir
información sobre las cuestiones del agua.
2. El agua es un bien público, social y cultural. Es inalienable, inembargable,
irrenunciable y esencial para la vida, la rectoría de su administración será pública o
comunitaria. Se prohíbe toda forma de privatización del agua.
3. Todas las personas están obligadas al uso racional del agua y a contribuir con su
saneamiento. Las empresas están obligadas a medir y neutralizar su consumo de
forma progresiva y a adoptar medidas para su reutilización.

¿Cómo propone este artículo sobre el Derecho al agua y en los hechos ya lo está violando?

Para el Comité de Derechos Humanos Ajusco, como integrante del Comité Intersectorial “México por la Convención de los Derechos Humanos de las Personas Mayores” nos resulta alarmante la violencia y el abuso del Gobierno de la Ciudad en contra de las mujeres mayores que se encuentran ejerciendo su derecho a la manifestación y derecho a defender derechos humanos.

Las mujeres han construido y defendido nuestros Pedregales de Coyoacán desde hace más de 50 años, manifestamos todo nuestro respeto y admiración a su trabajo y el único homenaje que podemos hacerles es no rendirnos y lograr que Aztecas 215 sea un espacio comunitario, y que entre todas y todos podamos convertirlo de lugar de la infamia a un lugar de beneficio colectivo.

Aztecas 215 es parte de un amplio movimiento en todo el mundo para el uso sustentable de los recursos naturales, y donde también son en su mayoría las mujeres quienes encabezan a las organizaciones. Hoy, las mujeres de la Asamblea General de los Pueblos, Barrios, Colonias y Pedregales de Coyoacán con su energía incansable en defensa del manantial hacen homenaje a esas mujeres valientes que luchan por los demás, como la hondureña Berta Cáceres, asesinada por luchar contra los megaproyectos que violaban los derechos ambientales en su país.

LAS PERSONAS DEFENSORAS NO ESTÁN SOLAS, INVITAMOS A TODAS Y TODOS A APOYAR LAS ACCIONES, MOVILIZACIONES Y CAMPAÑAS EMANADAS DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LOS PUEBLOS, BARRIOS, COLONIAS Y PEDREGALES DE COYOACÁN.

 

Comité de Derechos Humanos Ajusco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s